¿Cómo realizar un diseño de gran tamaño?

¿Alguna vez has tenido que realizar diseños para imprimir en carteles, lonas o formatos un “poco” más grande que un A3?
Yo soy diseñador, y realmente hacía un autentico desastre cuando tenía que realizar carteles para clientes que querían proyectos de gran tamaño. Archivos de 500.000 Gb, imágenes pixeladas, fuentes no compatibles, etc… Me encanta Photoshop y el 90% de mis trabajos los realizo con este software pero… Hay que adaptar cada diseño a las configuraciones del producto final.

¿Que quiero decir con esto?

Si el diseño es para pantalla de ordenador o móvil, no es necesario utilizar una resolución de 300 dbi, total la pantalla no lo notará y bajará automaticamente la imagen de resolución para adaptarla al dispositivo. Y entonces, ¿cómo podemos hacer para utilizar de forma mejor estas herramientas?

5 consejos de diseño para imprenta de gran tamaño




1. Imágenes vectoriales o rasterizadas

Ya sabréis (supongo) la diferencia entre imágenes vectoriales y rasterizadas. La explicación técnica probablemente la publicaré en un post más adelante, de momento lo único que os interesa saber es que la imagen vectorial no pierde calidad si es reducida o ampliada. Esto nos permite realizar diseños que pueden ser impresos desde folios A4 hasta lonas para edificios!
Los principales softwares de diseño para realizar este tipo de imágenes son Adobe Illustrator, Corel Draw y Freehand.

2. Juega con la escala y la resolución

Si no puedes utilizar el diseño vectorial por cualquier razón, también podrás trabajar con escalas jugando con tamaño, resolución y soporte.

pantalla-configuracion-adobe-photoshopHagamos el ejemplo de un cartel en carton pluma de 200 x 200 cm para diseñar con Photoshop: Lo ideal sería un lienzo de 200 x 200 cm a 300 dbi en CMYK. De esta forma tendríamos un resultado final excelente pero demasiado pesado. Incluso la realización del diseño se nos haría lenta teniendo que utilizar más recursos en el ordenador.

Una posible solución sería disminuir la resolución del archivo y el tamaño de forma proporcional de un 50%. En la imprenta final no se notará la variación y los archivos se manejarán de forma más cómoda. Este trabajo se podría realizar de estas 3 formas sin perder calidad:

  • 200 x 200 cm a 100 dbi
  • 100 x 100 cm a 150 dbi
  • 20 x 20 cm a 300 dbi

También debemos tener en cuenta el soporte. Osea, si tenemos que realizar un trabajo para una lona micro perforada, por ejemplo, podemos bajar aún más la resolución que si trabajáramos  para un vinilo ya que el material es poroso y la superficie irregular.

3. Diseña en CMYK – cuatricromía

Seguramente te llegarán logos de clientes echos en Paint y flyers echos en Power Point… Tranquilo, no te suicídes! Abre los diseños con un software adecuado y trata de utillizar configuraciones de colores cómo CMYK o colores Web, para que su reproducción en los varios formatos no se vea muy afectado. La mayoría de las impresoras trabajan en “inyección de tinta”, por lo tanto (ya que lo sabemos) será aconsejable trabajar respetando esta tecnología.

Es importante realizar los diseño teniendo en cuenta que podrían ser utilizados en diferentes formatos, por lo tanto tratar de crear siempre vectores y usar colores “universales”. En el caso de que tengamos que trabajar con imágenes de baja calidad, pixeladas o no compatibles es importante advertir al cliente del posible resultado o rediseñar mejor (obviamente incrementando el precio).

Pantone

4. Fuentes claras y legibles

Muchas veces los carteles impresos diseñados son creados para ser vistos desde lejos, desde calles y carreteras. Es muy muy muy importante que en un primer vistazo se puedan reconocer las palabras claves y los textos importantes. El titular siempre es lo primero que un posible cliente lee, y éste debe ser capaz de captar su atención en menos de 2 segundos!

Letras claras, de fuerte contraste con el fondo y generando equilibrio en la imagen.

valla-publicitaria.cruz_.roja_

5. Prueba final antes de imprimir

impresion-de-carteles-tallerUn consejo muy valioso es el de alejarse de la pantalla de unos metros y comprobar la “claridad” del proyecto desde otro punto de vista. Mejor sería imprimir el trabajo en escala (aunque sea pequeño) para comprobar enlazados de colores, errores ortográficos y maquetación completa.

Os aseguro que encontraréis siempre algo que corregir.


Este ha sido mi primer post para tratar de ayudar a otros profesionales en el mundo de la impresión digital de gran formato y super gran formato. Espero recibir comentarios y preguntas sobre nuevos artículos.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *