El museo de papel de Amalfi (Italia)

¿Sabías que existen museos de papel?

No es que estén hechos de cartón, sino que se exponen materiales y maquinarias de la época, con la que se fabricaba concretamente el papel. La historia de este producto, tiene origen en China y fue traído a Europa entre el siglo I, gracias al comercio entre países árabes y orientales.

La ciudad de Amalfi, en Italia, es la única de Europa que posee un museo con estas características. Es recomendable visitarlo para descubrir un poco más sobre la historia de “nuestro” trabajo.



Tratamos de preservar esta rareza y la tradición, esta excelencia de Amalfi. De hecho, es la única fábrica de papel de Europa con máquinas originales que siguen funcionando y en la que ofrecemos la posibilidad de verlas en funcionamiento.
Emilio de Simone [ Director del museo ]

Dentro de la estructura, es posible conocer la historia, descubrir los secretos aprendidos durante generaciones e incluso ver las maquinarias funcionando como se hacía en aquella época.

Estas son fotos reales del museo con los materiales funcionando y elaborando papel con el mismo proceso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuente:

Visita al Museo del Papel de Amalfi

Proceso de fabricación manual de papel

En la fábrica de Amalfi, se puede ver el proceso completo, desde la creación de la masa, hasta el prensado y el secado final. Los pasos para crear papel casero son los siguientes seis:

  1. Creación de la masa. Mezcla de agua con estrazas de lino, algodón y cáñamo de color blanco. Hasta crear un conjunto de material homogéneo.
  2. Limpieza del material. Eliminación de piezas e impurezas de las fibras, tales como metales, botones, maderas, etc.
  3. Deshilachado de las fibras. Mezcla de texturas y ruptura de las partes tela más grandes. Es necesario que la masa sea uniforme.
  4. Creación de las hojas. Una vez creada la masa, se recogen las hojas en una malla de hilos de latón y bronce para darle la primera forma.
  5. Prensado y escurrido. Una vez recogida la masa, se dispone entre dos fieltros de lana, para prensar y quitar toda el agua sobrante.
  6. Secado final. Una vez quitada el agua, se dejan las planchas secar al sol en tendederos para su confección final.





En nuestro artículo, solamente reportamos los datos, que nos han parecido más interesante. Puedes leer el proceso en la página web de la fuente de donde hemos recabado la noticia.

Web Oficial: http://www.museodellacarta.it

Desde el año 2015 trabajo como responsable de marketing, imagen y comunicación de Tintas y Soporte. En mis artículos redacto información útil y contenido de valor, para que nuestros seguidores, puedan encontrar respuesta a sus dudas, en el mundo de la impresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *