Como calcular el precio de impresión

El coste de las impresiones, es un elemento fundamental a tener en cuenta, por parte de cada imprenta. Muchas veces comenzamos el trabajo y no sabemos cuales costes deberíamos calcular, que margenes implementar o cuáles son los costes reales. Aquí lo haremos de 2 formas diferentes, una simplificada y otra más elaborada,. Cualquiera de las dos es válida.

Si recién comienzas, con unas pequeñas impresoras, algún plotter y poco más, deberías hacer pocos cálculos y tratar de conseguir clientes. En un segundo momento, podrías ir perfilando y ajustando más.


Recuerda siempre observar la competencia para saber lo que hay por ahí y comparar precios. Es muy importante.

Una vez conozcas las tarifas del entorno, las empresas y los margenes a los que puedes llegar, deberás realizar tu propia lista de precios. Comencemos con las dos posibilidades.

Tarifas de precio de imprenta

1. Cálculo básico de precios

Este formato es el más simple, y el que muchos utilizan, por falta de tiempo o conocimiento. Simplemente se suma el coste de la tinta al coste del papel y se añade un porcentaje de beneficio.

  • Coste de papel por m²
  • Coste de tinta por impresión por m²

Digamos por ejemplo que un rollo de papel, nos cuesta en Amazon 25 € y es de 1 x 50 m. Dividiríamos el coste por 50 y obtendríamos un costo de 0,50 € por m².

Ahora miremos el coste de la tinta negra, por ejemplo, y digamos que lo pagamos 100 € al Litro. Si sabemos que podemos imprimir, al rededor de 100.000 páginas en A4 con 1 litro, haremos un rápido cálculo para comprobar que son 63.000 m².

Dividiendo los 100 € por los 63.000 m² sacaremos un precio de 0,01 €/m².

Finalmente multiplicaríamos el resultado por 3 y tendríamos un coste de impresión (con ese mismo papel y esa misma tinta) de 1,53 €/m².

Es un precio muy muy muy aproximado y nada real, pero te servirá para tener un mínimo de coste, del que no deberías bajar, si quieres obtener beneficios.

2. Cálculo detallado de precios

Ahora, nos adentramos en unas fórmulas más avanzadas. Deberás tener mucha más paciencia y revisar facturas, costes, tiempo y todo lo que pueda estar relacionado con la tarea. Deberás, ante todo, tener tu libreta de costes actualizada, con los siguientes valores:

  • Coste de soporte por m²
  • Coste de tinta por impresión por m²
  • Costes fijos del negocio
  • Costes variables del negocio
  • Gastos de materiales y amortización

Veamos los costes uno a uno:

El coste del soporte y de la tinta, es el mismo que hemos visto antes. En esta ocasión no nos limitaremos simplemente a multiplicar por 3 los valores, sino que haremos un cálculo real de lo que nos costaría cada impresión.

Costes fijos del negocio

Pondremos dentro de la suma los costes de alquiler del local, gastos de gestión y asesoría, sueldos, cuotas de autónomo, etc… Diremos que por ejemplo, tenemos un coste fijo mensual de 2.000 € (para usar números redondos).

Costes variables

En esta ocasión, los costes no podemos preveerlos, porque variarán mes a mes. Podremos ir apuntándolos para poder sacar un gasto “extra” promedio. Dentro del listado tendríamos viajes, gasolina, multas, luz, agua, dietas, etc… También aquí, pondremos un valor medio estimado de 500 €.

Costes de amortización

Cuotas de préstamos, alquileres de equipos, leasing y otros gastos relacionados. El coste también será variable pero pongamos una cifra para hacernos una idea más concreta. Digamos 300 €/mes haciendo un promedio anual.

El cálculo final, se hará dividiendo los metros cuadrados que se imprimen al mes por todos los valores sumados

3.000 m² impresos / 2.800 € = 1,07 € m²

(Si tienes más de una impresora, dividirás los costes por el número de impresora. Los costes de soportes y amortización serán relacionados con cada equipo.)

Una vez sacado el valor final, sabremos cual es el costo real, con el que deberemos cargar cada mes. A este punto, añadiremos nuestro margen de beneficio, que podría ser entre un 20% y un 50%. Recuerda siempre observar la competencia y ajustar los valores al mercado.

En el caso de que no imprimas tal cantidad de m², deberías aumentar los márgenes o reducir los costes. A lo mejor te interesaría saber también cuanto cuesta montar una empresa de impresión antes de comenzar con todo el proceso.

El ejemplo que hemos hecho es desde España, pero la forma de calcular, puede ser similar para cualquier imprenta del Mundo. Estas dos opciones son válidas pero aproximadas. Lo más aconsejable, si quieres ser un total experto, es acudir a un contable, con el cual podrás sacar los costes de forma real y concreta. Cada negocio es único y para conocer bien el tuyo, deberías estudiar tu caso, de forma personalizada. Contarías con tiempos de ejecución, espacio ocupado en el local por cada equipo, frecuencia de pedidos, etc.

Espero que haya podido ayudarte con estos pequeños consejos. Si neceitas algo más, cuenta con nosotros, aquí estaremos para ayudarte.

Suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *